Arif se declara a Bahar; ‘Mujer’

Arif se declara a Bahar; ‘Mujer’

QUÉ HA PASADO

• Jülide chantajea a Piril.

• Enver se entera de que Sarp está vivo.

Mientras Sirin se muestra muy alterada porque Sarp no responde a la petición de reunirse con Enver, Jale comparte con Hatice sus dudas de que la joven esté boicoteando su tratamiento para la hepatitis, Además, le cuenta que Sezai quiere ingresarla. “Sirin no está loca. No irá a un psiquiátrico”, dice molesta la señora.

Jülide busca a Bahar y a los niños y finge querer tener trato con ellos. De regreso a casa, sigue presionando a Piril y le enseña una foto que se ha hecho junto a Nisan y Doruk. Enver no puede guardar silencio por más tiempo y explota ante Ceyda y Yeliz: “Sarp está vivo y cree que su familia está muerta”.

Umran apoya que Ceyda se divorcie

Justo cuando está a punto de sincerarse con Münir, Sirin recibe el aviso de que Sarp sí se reunirá con Enver. “Jülide ha ido a ver a Bahar”, cuenta entonces la chica para salir airosa. Suat agradecido por la información, la cita en su casa y le entrega una gran suma de dinero: “Si eres mi aliada, esto es solo el principio”. Piril llega sin avisar y así Sirin descubre que Sarp tiene otra familia.

Animado por Ceyda, Arif busca a Bahar y la invita a desayunar en el puerto. Una vez allí, se declara: “¿Tú sientes algo por mí? Yo por ti sí. Quiero que sepas que si no es correspondido no cambiará nada”. Ella se muestra huidiza y le recuerda que tiene dos hijos y que está enferma. “Nada de eso me importa. Entonces, te querré hasta la muerte”, responde él.

Como parte de un plan de Hikmet, Umran ve a Peyami besando a Bersan en un centro comercial. Furiosa, los golpea y llama a Ceyda para contárselo. “Pienso divorciarme”, asegura y la señora la apoya. Además, Seyfullah la libera de trabajar en el club. Temiendo que Enver revele la verdad a Sarp, Sirin llama a Suat. Para ese entonces, ambos ya están cara a cara en un bar. “Ni se te ocurra acercarte a Bahar, Nisan y Doruk…”, exige el sastre, pero antes de que pueda terminar la frase, llega Münir. Sarp sale corriendo con Enver y cuando por fin están a salvo en un taxi, se da cuenta de que el anciano ha perdido la conciencia. De inmediato, lo lleva al hospital y avisa a las Sarikadi.

Fuente: Leer Artículo Completo