Avance semanal de ‘Dos vidas’: Una noche de amor

Avance semanal de ‘Dos vidas’: Una noche de amor

  • El avance semanal de ‘Dos Vidas’ del 4 al 8 de octubre de 2021.
  • Qué ha pasado en los últimos capítulos de ‘Dos Vidas’

    Julia cada vez parece más cómoda con Leo, tan cómoda que cualquiera diría que empieza a sentir algo por él. Cualquiera menos la propia Julia, que se empeña en negarlo. Finalmente, la pareja termina pasando la noche juntos y cuando la chica se levanta, nota a su acompañante bastante distante con ella. No sabe qué ocurre, pero es evidente que el psicólogo le está ocultando algo. Diana, que tampoco se fía del hombre, le pregunta claramente que intenciones tiene con su hija.

    Por otra parte, la autoestima que Ribero trajo de Alemania se resquebraja. El responsable: un inofensivo comentario de Cloe que tal vez no fuera del todo inocente.

    Mientras, en África, Carmen continúa apoyando a Víctor. Y en estos momentos, ayudarle pasa por conseguir que Francisco le contrate de nuevo en la fábrica. Sin embargo, su padre no está dispuesto a acceder ante semejante petición.

    La joven logra ponerle contra las cuerdas tanto a él como Patricia y los dos acaban aceptando que Víctor vuelva a trabajar en la fábrica, a sabiendas de que ese movimiento les pondrá en contra a Ventura. Sin embargo, Patricia ya cuenta con la enemistad del empresario, al cual piensa enfrentarse en la carrera por llevar la gerencia del Río Club.

    Carmen le tiene miedo a Ventura

    De vuelta a la actualidad, Cloe no perdona a Dani que no le contara antes que es un chico trans. La decepción de esta aumenta cuando descubre que incluso Julia sabía el secreto de su mejor “amiga” antes que ella, que lo descubrió por accidente. Parece difícil que la chica llegue a perdonar lo que considera una traición.

    En Río Muni, Ventura no cesa en su empeño para que Víctor le pida perdón y vuelva a su casa. Carmen comienza a temer que el empresario pueda ir más allá y efectivamente sus sospechas están a punto de hacerse realidad. Además, tras hacerse con la gerencia del Río Club Linda está muy ilusionada, pero pronto surgen los primeros contratiempos. La clientela no está contenta con los cambios que ha hecho la nueva dueña y para recuperarlos decide modernizar el local, algo que no resulta muy fácil.

    Fuente: Leer Artículo Completo