Compañeros mal avenidos; ‘Servir y proteger’

Compañeros mal avenidos; ‘Servir y proteger’

QUÉ HA PASADO

• Elías se va a París tras saber que su hijo está enfermo.

• El asesino de policías comete un nuevo crimen.

• Eva y Beatriz deciden desconectar a su padre.

La llegada del inspector Néstor a Distrito Sur ha sido de todo menos tranquila. Después de una incómoda cena con Claudia y su marido, el nuevo debe enfrentarse a su primer día en comisaría.

Su compañera de trabajo será Lidia, quien no está muy de acuerdo con los métodos de su colega y duda de su capacidad en el oficio. “No te ofendas, pero creo que no tenemos buena química”, comenta la joven, tan directa como siempre. No obstante, un inesperado suceso le hará cambiar su percepción sobre el recién llegado.

Por otro lado, Miralles continúa con la búsqueda del asesino de policías junto con Salgado. La pareja de agentes está cada día más cerca, algo que inquieta a Antonio que teme que tanta complicidad laboral de paso a una relación más íntima. En un intento de evitar que su matrimonio se hunda, el marido de la inspectora sorprende a su esposa con un bonito regalo.

Lejos de allí, Beatriz intenta convencer a su hermana de que contrate a Bruno en su negocio de mensajería. La mujer se niega rotundamente, pues no confía del todo en las intenciones del muchacho, además de que no le cae muy bien.

Sin embargo, cambia de idea cuando ve una enternecedora escena que tiene de protagonista al joven. “Acepto, serás mi empleado, pero estaré vigilándote”, comenta seriamente la empresaria.

A su vez, Quintero sopesa colaborar con la policía para dar captura a Vlado Khan. Lo primero que piensa hacer es contarles todo lo que sabe del proxeneta y de Eva. “También tengo otra idea para dar con ese malnacido de una vez”, explica a Hanna

“Quiero dar con su financiero, seguro que él puede decirnos dónde se halla”, añade. Además, María vuelve de París con excelentes noticias sobre el estado de salud de Israel: parece que el tratamiento contra su cáncer está dando resultado.

Fuente: Leer Artículo Completo