César Vicente y Clara de Ramón dan vida a Viriginia y Fabián en ‘Amar es para siempre’

César Vicente y Clara de Ramón dan vida a Viriginia y Fabián en ‘Amar es para siempre’

César Vicente: “Juntos somos más fuertes”

Llegó a la novela de DiagonalTV a finales de agosto de 2020 y, aunque al principio le costó un poco hacerse al estudio y al ritmo que requiere Amar…, ya le ha cogido el gusto y la técnica. Sobre todo gracias al apoyo de su compañera Clara de Ramon, “sor Merengue”, con quien ha congeniado bien dentro y fuera de la pantalla. Su salto a la fama fue con Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, pero César no se siente ‘chico Almodóvar’.

¿Qué balance haces de tu paso por Amar es para siempre?

Nunca había estado en una serie diaria y la conclusión es que hay que trabajar mucho el personaje, llevar todas las escenas muy bien aprendidas y darlo todo al actuar.

¿Ese ritmo frenético ha sido lo que más te ha costado?

Sí. Al principio fue duro porque venía de estar un año sin trabajar por la pandemia. Pero, poco a poco, lo he logrado.

¿Y qué vieron en ti?

Quizá mi forma de ser, mi naturalidad, mi espontaneidad y mi cara de pillín… Imagino que fue un poco de todo esto.

Tu trama con Virginia es ahora una de las más aplaudidas de la telenovela…

Creo que juntos tenemos una fuerza que sale a la luz cuando nos miramos y nos reímos. Nos hemos compenetrado de maravilla. Ambos venimos del mundo del teatro y tenemos el sentimiento a flor de piel. En televisión es más difícil conectar con el público y que te tengan cariño. Y si lo hemos conseguido, pues genial.

¿Qué destacarías de Clara?

Es una compañera excepcional, con un registro que le permite entrar y salir muy bien del personaje. Creo que va a tener un buen futuro en la profesión. Cada día me sorprende con algo nuevo.

Formáis una pareja muy peculiar…

Somos distintos. Fabián viene de la calle y de una vida difícil, y ella es todo lo contrario, una chica educada y respetuosa que creció con las monjas. Somos polos opuestos, muy opuestos. Ahora estamos en otro punto porque ya llevamos tiempo trabajando la historia, pero al principio fue divertido plantearla.

¿Y dónde crees que acabará vuestra historia?

A los actores no nos cuentan lo que pasará. Los guionistas siempre nos sorprenden. La serie da muchas vueltas y es imposible saberlo. Nuestra relación va muy bien, pero a veces surgen problemillas.

Clara de Ramón: “Todo fluye entre ellos”

Formada en los escenarios, para Clara de Ramon la televisión suponía un nuevo reto, y más en una diaria. El año pasado hizo un pequeño papel en la serie Los espabilados, de Albert Espinosa, de Movistar+, y cada vez se siente mejor delante de las cámaras interpretando a Virgina, la panadera inocente, enamorada del pillo de Fabián, con quien tiene una comunicación realmente especial.

¿Cómo recuerdas los inicios?

Al principio necesitamos un ritmo de adaptación, que fuimos cogiendo poco a poco, y ya nos encontramos mejor. Ahora estamos creciendo como los personajes y hemos hecho que sean más ricos.

Vuestra química traspasa la pantalla.

Sí, nos llevamos muy bien, y esto hace que todo fluya mejor en la serie. En las secuencias nos escuchamos mucho y nos miramos a los ojos. Eso llega al espectador.

¿Vuestra polaridad es la base del éxito en pantalla?

Yo creo que sí. De entrada, estos chicos no pegan nada, pero uno aporta lo que le falta al otro. Virginia ve en Fabián a alguien familiar y él siente que ella le transmite mucha paz, además de esperanza. Eso genera que nos necesitemos tanto el uno al otro.

¿Cómo ha sido la respuesta de los espectadores?

La gente nos conoce por la calle, aunque ahora menos con las mascarillas. Lo que más me chocó es que en un viaje que hice hace poco en el AVE a Barcelona, el revisor me reconoció y me dijo: “¡Tú eres sor Merengue!” La historia ha calado mucho en la audiencia.

¿Es complicado trabajar en una ficción diaria?

Hay que estudiar mucho a diario y hacer tuyo el papel, pero me da muchas tablas como actriz. Yo había hecho mucho teatro, pero nunca televisión, y ahora me siento más suelta y disfrutando.

¿En qué te pareces a Virginia?

Llegó a la plaza de los Frutos como una extraterrestre porque había estado con las monjas y no sabía mucho de la vida. Me recuerda cuando yo era adolescente. Virginia es sincera y divertida, y me gusta su valentía y compromiso; aspiro a ser así. Me inspiré en Peggy Olson, de Mad Men.

¿Crees que terminarán juntos?

Por Virginia, sí, porque ha descubierto el amor con él, aunque le dio calabazas. Trabajan juntos y se quieren, pero se desconoce su futuro.

Fuente: Leer Artículo Completo