Despechada y peligrosa; ‘Te doy la vida’

Despechada y peligrosa; ‘Te doy la vida’

QUÉ HA PASADO

• Isabel no reconoce a Ernesto como su hijo.

• Pedro y Gina se reconcilian y preparan su boda.

Rosa es acosada por teléfono por un tipo llamado Modesto. Asustada, se lo comenta a Gabriela y a Samuel, quienes le aconsejan cambiar de número. Incapaz de dar por terminado su matrimonio de treinta y cinco años, Andrea se niega a conceder el divorcio a Ernesto. Su enfado aumenta cuando descubre por su amiga Pilar que Mónica, la secretaria de su marido, es también su amante y no duda en hacerles la vida imposible. “No sabéis de qué soy capaz”, dice para sí. Luego, a ella le destroza el coche.

Inés sospecha de la identidad de Ernesto

Por recomendación de la psicóloga de Nico, Elena habla con Ernesto para convencerlo de que permita a Pedro ver al niño: “Aunque lo ignore, es su verdadero padre y entre ellos ha surgido una relación especial”. El empresario acepta a regañadientes y lleva al chico con el mecánico para que pasen la tarde juntos. Sin embargo, nada más dejarlo, lo denuncia por secuestro y acaba en comisaría.

Por suerte, Pedro ha enviado a Elena una foto de él con el niño jugando en el taller y es prueba suficiente para que lo dejen libre. Cuando Elena va a recogerlo para disculparse y explicarle que su marido ha actuado movido por los celos, ambos se besan y reconocen que se aman. Sin embargo, ella le asegura una vez más que no pueden estar juntos: “Mi familia es lo primero”.

De nuevo en casa, la mujer se encuentra con un marido arrepentido que le pide perdón y que le anuncia que dejarán México: “Nos iremos con Nico a Estados Unidos”. Mientras tanto, en el sanatorio, la novicia Inés sospecha del empresario pues está convencida de que Isabel dice la verdad cuando asegura que no es su hijo, por mucho que él lo niegue y lo achaque a su pérdida de memoria.

Obsesionado con Rosa, Modesto la amenaza con perjudicar a Samuel si no lo deja. La chica miente entonces a su novio sobre sus sentimientos para que se aleje pero ya es tarde… Triste y extrañado por lo ocurrido, se libra de ser atropellado gracias a Gabriela.

Fuente: Leer Artículo Completo