El chantaje; ‘Servir y proteger’

El chantaje; ‘Servir y proteger’

QUÉ HA PASADO

• Antonio se enfrenta a Salgado por su mujer.

• Lara es incapaz de superar la muerte África .

• Bruno fracasa en su espionaje a Eva y Beatriz.

La operación policial para atrapar a Lucas ha fracasado y Lidia, herida por él, se debate entre la vida y la muerte. “Hay que operarla de urgencia. La bala está en muy mal sitio y si se desplazaresultaría mortal”, informa el doctor a Hanna, que nada más enterarse se presenta en el hospital y ya no se mueve de allí.

Esta tragedia también marca el futuro de Miralles, pues siente lo sucedido como un fracaso suyo y decide quedarse en Distrito Sur. “No voy a dejar a mis compañeros tirados”, asegura a Antonio.

Finalmente, Bruno se gana la confianza de Beatriz y esta le cuenta quién es Hariri. “Ahora tenemos un hilo del que tirar”, presume más tarde ante Quintero. Sin embargo, este le exige más datos y una grabación: “Quiero escuchar de su propia voz la ruta que llevará la furgoneta con el cargamento de armas”.

Pasadas las horas más críticas Lidia está fuera de peligro, pero es pronto para recibir visitas. “Solo será un segundo. Se lo juro”, insiste Hanna al equipo médico, que se lo prohíbe.

Mientras, Claudia da gracias de que su subalternaesté bien. “Jamásme hubiera perdonado que le pasase algo”, se sincera con Maríaesa tarde en el bar. Además, le habla de cómo está su corazón: “Estoy superada”.

Al otro lado, Néstor trata de animar a Antonio: “Daros un tiempo y todo volverá a su cauce”. Es tarde, pues el médico tiene claro qué paso hay que dar. “Debemos llamar a Olga y contarle que nos separamos”, dice a Claudia.

Una vez que la policía confirma que Alba recibió la flor trampa que le enviaron, se abre una nuevo camino con el que localizar a Lucas. “Esta vez no puede escaparse”, ordena el comisario Bremón.

La presión ha surtido efecto y Quintero averigua la ruta que hará el camión con el cargamento de armas de Eva y lo intercepta: “Ahora es mío. Te lo devuelvo a cambio del nombre del contable de Vlado Khan. Tú decides…”.

Fuente: Leer Artículo Completo