El final explicado de ‘Culpable’, la película de Netflix

El final explicado de ‘Culpable’, la película de Netflix

  • ‘Culpable’, protagonizada por Jake Gyllenhaal ha sido uno de los estrenos más potentes de Netfflix del fin de semana.
  • Películas Netflix 2021: los estrenos más recomendados
  • Los estrenos de Netflix de 2021 y 2022.

    Culpable, el nuevo thriller de Antoine Fuqua protagonizado por Jake Gyllenhaal, es un tenso espectáculo en el que Gyllenhaal interpreta al policía caído en desgracia Joe Baylor, que trabaja en un centro de respuesta a emergencias de Los Ángeles en una noche especialmente ajetreada. Con los incendios forestales que complican la respuesta incluso a las llamadas más simples al 911, Joe recibe una llamada peculiar de una mujer llamada Emily (Riley Keough) que parece estar hablando con su hijo. Al investigar más a fondo, parece que Emily es víctima de un secuestro a manos de su ex marido Henry (Peter Sarsgaard). Los instintos de héroe de Joe se ponen en marcha y de repente ordena a la Patrulla de Carreteras de California y a su ex compañero Rick (Eli Goree) que hagan todo lo posible -sea legal o no- para rescatar a Emily y devolverla a sus hijos.

    Sin embargo, el espectador tiene claro que Joe no tiene toda la historia. También es evidente que actuar por impulso puede haber sido lo que metió a Joe Baylor en problemas para empezar. Nos enteramos de que la intensidad natural de Joe se ha visto aumentada por el hecho de que está a la espera de un juicio al día siguiente por haber matado a un hombre mientras estaba en servicio activo, una acción que no puede explicar ni racionalizar, a pesar de que su antiguo sargento (Ethan Hawke) y otros le indican que será absuelto y volverá a patrullar en poco tiempo. Joe se siente obligado a rescatar a Emily y reunirla con su hija Abby para demostrar que puede salvar vidas y que es más que su error.

    ‘Culpable’: el final explicado de la película

    Sin embargo, la lectura que hace Joe de la situación es completamente errónea. En primer lugar, dos agentes de la policía de Los Ángeles realizan un control de bienestar a Abby, que fue dejada en casa de Emily cuando supuestamente fue secuestrada. Descubren que Abby está cubierta de sangre y que su hermano, Oliver, ha sido gravemente herido y no está simplemente «durmiendo» como Abby le dijo a Joe por teléfono. Parece que Oliver ha sido apuñalado en el estómago varias veces. Joe vuelve a hablar por teléfono con Emily e intenta guiarla para que se escape, pero cuando eso no funciona como estaba previsto, Joe vuelve a preguntarle a Emily por Oliver y ella le describe que estaba enfermo. Dice que creía que Oliver tenía «serpientes en el estómago» y que decidió «sacarlas».

    Por si esto no fuera lo suficientemente desconcertante, cuando Rick entra ilegalmente en el apartamento de Henry por orden de Joe, descubre documentos relativos a la estancia de Emily en un centro psiquiátrico de San Bernadino. Cuando Joe finalmente habla con Henry con toda la información en mente, éste le revela que estaba llevando a Emily de vuelta al centro. Explica que ella había dejado de tomar sus medicamentos debido a los costes médicos y que después de que Emily hiriera a Oliver, no llamó a la policía por desconfianza después de que el sistema les fallara una vez. Emily había huido después de golpear a Henry con un ladrillo por sugerencia de Joe, y ahora Henry no puede localizarla.

    Emily vuelve a llamar a Joe desde lo alto de un paso elevado y le indica que va a saltar a la muerte para estar con Oliver. Es aquí donde Joe revela su propia situación de cómo mató a un hombre en un esfuerzo por relacionarse con Emily. Funciona momentáneamente, pero Emily reitera que «va a estar con Oliver» y cuelga. Afortunadamente, la CHP llama e informa a Joe de que han podido bajar a Emily del paso elevado y que las heridas de Oliver no han sido mortales, y está en condición estable en el hospital.

    Después de todo el drama, Joe vuelve a llamar a Rick y le dice que diga la verdad en el estrado de los testigos en el juicio de Joe al día siguiente, a pesar de lo que hayan ensayado previamente. Joe sabe que irá a la cárcel, pero pretende afrontar las consecuencias de sus actos, por muy graves que sean. A continuación, Joe llama a un periodista del LA Times que ha intentado ponerse en contacto con él en repetidas ocasiones, y le revela que va a declararse culpable de homicidio involuntario. La película termina con las noticias que indican que Joe ha sido declarado culpable.

    Todo el tema de Culpable se puede resumir en el oficial que hace saber a Baylor que Oliver está en la UCI. Dice: «Las personas rotas salvan a las personas rotas«, y explica por qué Joe trató tan ferozmente de ayudar a Emily, incluso después de que se revelara que había herido a su propio hijo: Joe Baylor tiene que trabajar mucho en sí mismo. Su comportamiento a lo largo de la película pone de manifiesto que pudo tomar una decisión rápida y peligrosa, que le llevó a disparar a un hombre inocente. Sus experiencias de esa noche le obligan ahora a dejar de evitar y racionalizar sus acciones; las ve tal y como son. Pero al ayudar a otra alma culpable como él, ha iniciado el camino de la redención. Admitir que era culpable fue el primer paso real.


    Fuente: Leer Artículo Completo