‘El Páramo’ (Netflix): el final explicado de la película

‘El Páramo’ (Netflix): el final explicado de la película
  • Crítica de ‘El Páramo’: el primer estreno de terror de Netflix en 2022
  • Las mejores películas de estreno de Netflix de 2021.

    El Páramo es una película de terror dirigida por David Casademunt. Sigue a un joven tímido, Diego, que vive con su madre, aislado del resto del mundo en medio de la nada. Diego intenta superar sus miedos para proteger a su madre y a sí mismo de una entidad siniestra que acecha fuera de su casa.

    La película mezcla elementos sobrenaturales y de thriller psicológico hasta el punto de que las líneas entre ambos comienzan a difuminarse. Al llegar al clímax, los espectadores empiezan a compartir la paranoia de Diego y se quedan con una conclusión desconcertante. Si estás perplejo por el final de la película y buscas algunas respuestas al respecto, ¡las tenemos! Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el final de El Páramo.

    ‘El Páramo’: resumen

    Está ambientada en la España del siglo XIX. En medio de la guerra y el caos, las familias han recurrido a vivir en pastos aislados. Una de esas familias es la de un joven llamado Diego, que vive con su madre Lucía (a la que casi siempre llaman mamá) y su padre, Salvador. Mientras Salvador trata de hacer del niño tímido un hombre valiente, mamá protege la inocencia de Diego. Diego escucha la historia de la Bestia de su padre. Salvador le cuenta a Diego que su hermana, Juana, pudo ver a un monstruo que se aprovecha de los miedos y la desesperación de la gente. Juana murió poco después de ver a la Bestia.

    Un día, Salvador encuentra a un hombre herido en un arroyo frente a su casa. Salvador cura al hombre, pero éste intenta atacar a Diego y a mamá. Salvador dispara al hombre con una escopeta. Salvador decide devolver el cadáver a la familia del hombre. Viaja fuera de la zona de seguridad y hacia la zona de guerra para buscar a la familia del hombre. Los días se convierten en meses y no hay rastro de Salvador. Mamá empieza a perder la esperanza de que su marido regrese y comienza a sentirse deprimida. Diego hace todo lo posible por animar a mamá, pero es inútil.

    Con el tiempo, mamá empieza a ver una figura oscura y frágil que se parece a la Bestia de la historia de Salvador. Al principio, la Bestia aparece en el horizonte, pero cada día que pasa se acerca más a la casa, tal y como había dicho Salvador. Mamá y Diego se esconden en la casa. Mamá intenta matar a la Bestia numerosas veces antes de rendirse. La Bestia llega a su puerta y mamá echa a Diego, exclamando que la Bestia la desea. Al final, Diego debe enfrentarse a sus miedos y dar un paso adelante para salvar a su madre.

    ‘El Páramo’: final explicado

    Durante el clímax, mamá echa a Diego de la casa mientras se prepara para ser devorada por la Bestia. Sin embargo, Diego rompe la puerta con un hacha e intenta proteger a su madre. Cuando Diego entra en la casa, Mamá está gravemente herida y desangrándose. Mientras la Bestia se acerca a Mamá, Diego se pone delante de ella y le grita al siniestro ente. Diego por fin ha vencido su miedo y no teme a la Bestia. Dispara a la Bestia con la última bala que le queda y gana tiempo para sacar a Mamá de la casa. A continuación, Diego quema la casa, matando aparentemente a la Bestia.

    Diego empuja a mamá fuera de su casa en un carro. Sin embargo, ella sucumbe a sus heridas y fallece. En sus últimos momentos, Mamá insta a Diego a seguir adelante con su vida. Después de que Diego cierre los ojos y recuerde los momentos felices que pasó con su madre, la Bestia puede verse en la distancia, lo que implica que la malvada criatura sigue viva. Sin embargo, como Diego ha vencido sus miedos, la Bestia ya no puede alimentarse del niño, que se aventura en el mundo exterior por su cuenta, llevando la película a un dramático final.

    En la película, la leyenda de la Bestia tiene su origen en Juana, cuyos padres la maltrataban físicamente. El maltrato probablemente le causó un daño mental, y Juana comenzó a alucinar la existencia de la Bestia debido a su paranoia y angustia por su situación. También se afirma que Juana era la única que podía ver a la Bestia, y que murió tras caer por una ventana. Por tanto, parece que Juana acabó quitándose la vida. Los efectos de los poderes de la Bestia son también de naturaleza psicológica, insinuando que la criatura es una proyección de la propia psique y no es real.

    Cuando Salvador no regresa a casa, mamá se convence de que está muerto. La paranoia de vivir durante la incertidumbre de la guerra, combinada con el dolor por la pérdida de su marido, probablemente se manifieste como una enfermedad mental en mamá. Muestra signos de estar deprimida y, hacia el final de la película, también se vuelve suicida. Intenta ahorcarse hasta morir, pero es salvada por Diego. Cuando Diego encuentra a Mamá en la casa, ésta tiene graves heridas que parecen ser autoinfligidas. Por lo tanto, creemos que Mamá se ve empujada al suicidio por su propia psique demente.

    Del mismo modo, Diego es un niño pequeño que apenas se relaciona con ningún ser humano fuera de su familia. Sus únicos amigos son los conejos, a los que se ve obligado a comer para sobrevivir. Escuchar la historia de la Bestia por parte de su padre y ver la creciente paranoia de su madre podría haber afectado también a la psique del pequeño.

    Al final, se insinúa que, a pesar de estar quemada, la Bestia sigue viva. En esta escena en particular, la Bestia aparece brevemente desde la perspectiva de Diego, pero sólo vemos un árbol en la distancia cuando Diego se enfrenta al público. Asimismo, hay otros objetos, como el espantapájaros, los postes y las figuras talladas en la casa, que se asemejan a la forma de la Bestia. El frágil estado mental de Mamá y Diego podría haberles llevado fácilmente a creer que estos objetos son la Bestia. Por lo tanto, creemos que la Bestia sirve como alegoría de la enfermedad mental de Mamá y Diego.


    Fuente: Leer Artículo Completo