Engañada por Akin, el avance de ‘La hija del embajador’:

Engañada por Akin, el avance de ‘La hija del embajador’:

  • Qué ha pasado en ‘La Hija del Embajador’: Elvan se posicionó al lado de Nare y Yahya decidió separarse de ella

    Después de su estancia en Suiza, Sancar regresa a Estambul. Luego de pasar una divertida tarde con Melek y Nare pintando con las manos las paredes de la casa, le pide a esta última hablar en privado. Cuando están solos en la habitación, le explica que Isabel estuvo a punto de decirle qué pasó entre ella y Akin en el pasado, pero que este último llegó y la atacó: “Después de eso, ya no me contó nada más. Parece que te tiene mucha lealtad.

    Nare le deja claro que si cree que ella abrirá la boca está muy equivocado. “Jamás sabrás si abusaron de mí o me fui con mi amante. Vivir con esa duda será tu castigo”, grita en un momento de crisis. La violencia del instante hace que, incluso, rompa un cristal con la mano. La chica se acurruca en el suelo, presa de la ansiedad y le pide a su ex novio que se marche del lugar.

    No obstante, Efeoglu cura sus heridas y la cercanía entre ambos aumenta con el paso de los segundos. Nare es quien pone distancia y la recuerda a su amado que ahora él está casado con otra mujer: “Te debes a ella y a la familia que debéis formar”. Sus palabras no suenan muy convincentes, por lo que Sancar piensa que, quizá, no todo esté perdido con Nare.

    Halise regresa a casa tras sufrir un infarto

    Por otro lado, Zehra se topa en la carretera con un hombre que tiene problemas con una de las ruedas de su coche. La chica se baja de su automóvil y educadamente le presta su ayuda. El desconocido parece un tipo fiable, incluso, perfecto. Nada hace sospechar que se trata del malvado Akin. Este quiere destrozar a todo el círculo cercano de Sancar y Nare para vengarse y la primera víctima será Zehra.

    En la mansión, Halise se recupera del infarto que sufrió. Ahora que no puede hacer nada por sí misma y debe guardar reposo, trata a Menekse como una criada. Mientras, Elvan, sigue viviendo junto con Nare y Yaya no deja de pensar en su esposa. A pesar de que la extraña, no piensa dar marchar atrás y decide seguir adelante con los planes de divorcio.


    Fuente: Leer Artículo Completo