Entre dos mujeres; ‘Nuestra historia‘

Entre dos mujeres; ‘Nuestra historia‘

QUÉ HA PASADO

• Fikri cede los derechos de la custodia a su hija mayor.

• La relación entre Muazezz y Hikmet va en aumento.

• Filiz se enfrenta a su boda con Cemil con desgana.

La felicidad temporal que han vivido Baris y Filiz se acaba con la llegada de Cemil, que exige sus derechos. Muy a su pesar, tendrá que volver al barrio con él. Pero todo vuelve a complicarse para la joven, ya que al regresar a su casa descubre que su madre está allí. “Y esta vez no voy a marcharme”, le confiesa tajante.

Filiz se enfrenta a ella con rabia y desesperación, harta de que siempre aparezca cuando todos los problemas se han resuelto, y no duda en echarle en cara su ausencia: “¿Dónde has estado todo este tiempo? No sabes el sacrificio que he hecho para recuperar a mis hermanos”.

Kiraz e Ismet no ven tampoco con buenos ojos la llegada de Seyma. Los pequeños tienen miedo de que vuelva a marcharse, igual que de regresar al colegio.

Baris decide quedarse en el barrio con Filiz

En su deseo de ser madre, Tülay intenta abrir un proceso de adopción en Ceylan, pero Tufan está centrado en otros problemas y la idea de ser padre ahora no le atrae mucho. Y, de repente, todo se complica con la llegada de una invitada sorpresa: Ferda, su esposa, a quien Tufan no ha visto en años. “Este es el mejor momento para pedirle el divorcio…”, se plantea el hombre. Pero tampoco cuenta con la reacción de Tülay, que no soporta que su exmujer haya aparecido de repente en sus vidas.

Ambas se encuentran en el hospital cuando Tufan cae enfermo y la situación entre ellas se plantea muy complicado y tensa para el joven. Las dos quieren cuidarlo. Por su lado, Baris sigue tratando de convencer a Filiz de que su sitio está en el barrio, junto a ella y su familia, algo que confunde a su amada. Sin embargo, a Fikret y Kiraz les parece muy bien y lo apoyan en su decisión.

Quien no lo ve así de claro es Cemil, muy furioso con el importante paso que ha dado Baris, ya que eso pondrá más distancia con su amada. “Como sigan así las cosas tendré que marcharme a otra ciudad”, piensa. Filiz, que siempre mantiene la cabeza fría y es muy organizada, intenta mantener unida a toda su familia, aunque a veces tenga que hacer grandes sacrificios personales.

Fuente: Leer Artículo Completo