Fernando Simón se sincera en sus vacaciones con ‘Planeta Calleja’

Fernando Simón se sincera en sus vacaciones con ‘Planeta Calleja’

Aprovechando unos días de vacaciones en medio de su intensa actividad profesional durante la pandemia, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, viaja a Mallorca con Jesús Calleja y el equipo de Planeta Calleja para vivir una emocionante aventura deportiva por tierra, mar y aire. Durante la realización de las diversas actividades propuestas, Simón mantiene largas y relajadas charlas con el presentador, en las que muestra su lado más cercano y desconocido y ofrece reveladores declaraciones sobre el pasado, el presente y el futuro de la pandemia.

¿Cómo no lo visteis venir? ¿Se hizo todo bien? Viendo lo que pasaba en Italia, ¿por qué no saltó la alerta? ¿Cómo se tomó la decisión de confinar España? ¿Se hizo bien la desescalada? ¿Tienes la conciencia tranquila? ¿Qué va a ser de nosotros este otoño? Estas son algunas de las muchas preguntas que Fernando Simón responde en sus conversaciones con Calleja. En el plano personal, da detalles de cómo fueron sus inicios como médico. También hablará de sus padres, sus cinco hermanos, su mujer y sus tres hijos y lo que la repentina y no buscada popularidad ha supuesto para él y su familia.

La aventura televisiva de Fernando Simón

Escalar en la Sierra de Tramontana; hacer espeleología en impresionantes cuevas subacuáticas, recorrer los cielos de la isla en globo aerostático, sumergirse en sus aguas para ver de cerca la biodiversidad de los bosques de posidonia y recorrer una ruta en bici eléctrica por la isla son las actividades a las que se enfrenta Simón durante su estancia en Mallorca.

El viaje comienza en el Castillo de Sant Elm, en Andratx, desde donde parten en lancha a Isla Dragonera, un icono del conservacionismo balear. Desde esa localización emprenden un trekking hasta el Far Vell, situado a casi 350 metros de altura, y allí Simón contará cómo sucedieron las cosas al comienzo de la pandemia.

Sobre la decisión de confinar el país, afirma que “no hubo más opción, y revela que “hubo dudas y miedo a tomar decisiones que se sabía que iban a tener un impacto económico y social enorme”, pero se muestra convencido de que se actuó de manera correcta: “Las decisiones que se tomaron fueron las que había que tomar”.

Al hilo de lo vivido en aquellas fechas, Simón aporta una reflexión personal: “Tenemos que cambiar la forma de hacer las cosas. No es cuestión de sacar más y más cada día, tenemos que darnos cuenta de que no somos los dueños del mundo. Creo que todo esto va a dejar un poso en la gente, más grande o más pequeño, pero va a ser el inicio de un cambio”.

De Ses Lágrimes a Buñola, pasando por Cala Millor

Descubierta en 1999, Ses Lágrimes es una cueva a la que se accede buceando a través de un sifón de dos metros de longitud que atesora en su interior impresionantes formaciones rocosas milenarias en perfecto estado. “Me siento un auténtico invasor. ¿Qué puñetas hago yo aquí?”, reflexiona al contemplar tan extraordinario paisaje. Tras visitar sus corredores escalando en ocasiones y reptando en otras, Fernando Simón se traslada a Cala Millor para embarcarse en un globo aerostático por primera vez en su vida.

En el municipio de Buñola emprenden una ruta en bici eléctrica y al concluir, el doctor Simón da su opinión sobre algunas cuestiones controvertidas, como los negacionistas: “En mi campo de trabajo, los negacionistas son peligrosos para la vida de las personas […] Negar lo que es evidente y está demostrado científicamente es algo que está muy cerca de mentir, y a mí eso me molesta”.

Habla también sobre la vacuna contra la COVID-19: “Las vacunas han salvado millones de vidas.La garantía de calidad y seguridad que se exige a todas las vacunas es extrema. No se va a poner en el mercado ninguna vacuna que pueda suponer un riesgo para la salud. Cuando llegue la vacuna, tenemos que vacunarnos”.

El final de la aventura

Después de 20 años sin bucear, Fernando Simón se sumerge en las aguas de la Isla del Toro de la mano de María March, una gran amiga de Jesús y sus programas. Tras ver de cerca morenas, barracudas, dentones y meros se traslada con Jesús hasta Sant Llorenç de Cardassar para visitar a Miquel Montoro, un youtuber de 14 años que se ha hecho viral con sus videos sobre las cosas del campo y las famosas ‘pilotas’ (albóndigas) de su madre. Pero el plato fuerte de la aventura llega al final, con la escalada de la Aguja de Cala Bóquer, una pared de 70 metros, junto a los hermanos Iker y Eneko Pou, dos de los mejores escaladores del mundo.

Es después de esta increíble experiencia -Simón es un gran escalador aficionado- cuando se aventura a hablar sobre el futuro que nos espera y a dibujar un horizonte esperanzador, explicando lo que tenemos que aprender de este desastre, lo que previsiblemente va a ocurrir en los próximos meses y dando fechas concretas sobre el principio del fin de la pandemia. “Lo estamos hablando y casi me parece un sueño. Me acabas de alegrar la mañana”. Confiesa Jesús tras escucharle. “Hemos hecho un programa que puede venir muy bien a la gente, explicando que hay que tener esperanza pero que se debe mantener la tensión porque aún vamos a tener que luchar contra el coronavirus”, concluye el doctor Simón.


Fuente: Leer Artículo Completo