Gabriela Carrillo de ‘El último dragón’: “He aprendido mucho con la pandemia”

Gabriela Carrillo de ‘El último dragón’: “He aprendido mucho con la pandemia”

Terminado su trabajo en la telenovela La mexicana y el güero, que salió adelante pese al coronavirus, espera la llegada de otra historia que la entusiasme y donde pueda interpretar a “una asesina en serie”. Ser madre es ahora su sueño personal.

¿Cómo llevas vivir en esta época de pandemia?

Me está dando un gran aprendizaje, ahora valoro más lo que tengo: la familia, el techo bajo el que duermo, los momentos con las personas que amo… He aprendido a vivir el hoy.

¿Resultó difícil sacar adelante La mexicana y el güero?

Hubo incertidumbre. El proyecto se aprobó a finales del año pasado, pero no empezamos a grabar hasta abril y luego se paralizó y no sabíamos si se reanudaría. Todos lo deseábamos porque trabajar siempre es una bendición y, además, ofrecemos al público entretenimiento para que se distraiga, algo necesario en esta situación.

¿Qué recuerdas del rodaje?

Se tomaron todas las medidas sanitarias, llevábamos visera y mascarilla el tiempo que no grabábamos, nos lavábamos las manos constantemente,una doctora nos tomaba la temperatura… Además, cada quince días nos realizaban pruebas de coronavirus. Nicandro Díaz, el productor, estuvo muy pendiente.

¿Qué sucedía con las escenas más apasionadas?

Se grababan como siempre porque teníamos la seguridad de que todos estábamos sanos.

¿A quién interpretas tú?

Soy Paulina, una doctora que trabaja con Sebastián (Eleazar Gómez) y está enamorada de él, pero ella no sabe que es gayy vive con la esperanza de que algún día le haga caso. Hará lo imposible por conquistarlo, pero nunca ocurrirá.

Catorce novelas en trece años. ¿Satisfecha de tu carrera?

Sí, aunque al principio fue difícil. Entré en Muchachitas como tú, mi primertrabajo, después de un casting exhaustivo donde escogieron a ocho chicas. Estuvimos en un taller especial hasta que quedamos las cuatro protagonistas.

¿Se te han cerrado puertas?

Sí, incluso me han dicho que no servía para ser actriz o que al productor no le gustaba mi trabajo, pero nunca tiré la toalla porque confiaba en mi talento. Dejé México para estudiar en Estados Unidos, he ido a muchos cursos… Sigo luchando para alcanzar mis metas.

¿Con qué apoyos has contado?

Sobre todo, con el de mi madre. Siempre me dice que si me cierran una puerta, la toque otra vez porque me abrirán.

El personaje que más te ha marcado en tu carrera…

Edna, de El último dragón, porque es una serie, un formato nuevo para mí, no como las telenovelas. Además, interpreto a una procuradora de 45 años, mayor que yo, una mujer fría, calculadora… Fue un reto en todos los sentidos.

¿Qué te parece el cambio que están experimentando ahora las telenovelas?

Aún hay gente a la que le gustan las de color de rosa, pero hay que modernizarlas. Deben reflejar la realidad para que capten al público.

¿Cómo te imaginas dentro de unos años?

Una hace planes, pero luego no salen. Con 25 años decía que iba a estar casada y con hijos. He cumplido 34 y nada. Creo que estoy en mi mejor etapa profesional y quiero continuar por este camino, pero sigo soñando con formar una familia. ¡Y en unos diez años me verán en Hollywood! (risas). Yo nací para ser actriz.

Fuente: Leer Artículo Completo