Juntos de nuevo; ‘Mi hija‘

Juntos de nuevo; ‘Mi hija‘

• Candan sufre por Demir.

• El plan de Cemal para que arresten a Resat es un éxito.

Candan aguarda impaciente la llegada de Demir. Al tenerlo de nuevo en frente, no puede contener las lágrimas. “Tú eres mi hogar”, declara él mientras la besa y la abraza. Öykü yUgur también se ponen felices. En cambio, a Murat no le agrada la noticia y busca a Candan en la clínica para volver a reiterarle su amor. “Es imposible devolverte toda la ayuda que me has dado. Quiero a Demir”, responde tajante la veterinaria. Murat se marcha no sin antes advertirle que va a arrepentirse.

Por la noche, Candan llega a casa y se emociona al ver que Demir ha organizado una cena sorpresa. Ugur y Öykü ejercen de camareros y, antes de que sirvan los platos, Gokturk se arrodilla: “Cásate conmigo. Estamos enamorados y quiero que sea un matrimonio real”. Ella acepta.

Cemal, por su parte, renuncia a los bienes de Arif y va a buscar a Semih, un viejo amigo, para que le dé trabajo.

Murat se venga de Candan

En el colegio, Öykü se sienta en un banco y Mertcan al verla llorando y que no entra en clase, se preocupa. “Necesito ganar dinero para ayudar a mi padre. No tenemos casa”, cuenta la niña. A su amigo se le ocurre que podrían vender agua y que, para eso, sesaltarán la clase de educación física porque el profesor es nuevo y no les conoce. No sabe que Ilayda está escuchándolos y los chantajea con delatarlos si no la dejan ir con ellos.

Un hombre llega con un gato callejero a la clínica y, cuando Candan va a vacunarlo, él aprovecha para colocar una caja en las estanterías. “Hola Murat, ya está hecho”, dice por teléfono nada más salir. Horas después, aparece un inspector y, al hallar un medicamento que no está regulado, le cierra la clínica.

Ahora que han decidido darse una oportunidad, Ugur y Sevgi pasean cogidos de la mano y van a tomar un café. “En el matrimonio lo que se necesita realmente es que quieras a tu pareja. El resto no es importante”, dice ella.

En un parque, Öykü y sus amigos intentan vender pañuelos sin mucho éxito y, para colmo, se pierden. A su vez, en el colegio, Betul, Ayla y Ugur esperan a los niños y se inquietan al ver que son los únicos que no salen. Será Demir quien los encuentre.

Fuente: Leer Artículo Completo