‘La cocinera de Castamar’: la serie también se puede ver en Netflix

‘La cocinera de Castamar’: la serie también se puede ver en Netflix

  • ‘La cocinera de Castamar’ se estrena en Netflix justo después de su emisión en abierto en Antena 3.
  • Dónde se rodó ‘La cocinera de Castamar’.

    No dos, sino hasta tres vidas tiene La cocinera de Castamar y todas ellas de éxito. La serie comenzó su andadura en Atresplayer Premium, donde ya puedes ver todos los capítulos de la serie. La semana pasada, la serie se estrenó en Antena 3 en abierto, siendo el mejor estreno de ficción de los últimos meses. Y para cerrar el círculo, después de su emisión en abierto, un nuevo capítulo estará disponible en Netflix, donde también se ha colado en el TOP 10 de lo más visto de la plataforma.

    En esta serie, Michelle Jenner interpreta a una joven culta, que cae en desgracia a la muerte de su padre, y para sobrevivir entra como oficial de cocina en el palacio de Diego, el duque de Castamar (Roberto Enríquez). Gracias a sus habilidades culinarias, se ganará hasta al mismo duque.

    En el Palacio, cocina para Diego, Duque de Castamar. Viudo y con un pasado también desolador, al que la llegada de Clara cambia la vida. Poco a poco se dan cuenta de que están enamorados. La diferencia de clases es el principal obstáculo para que puedan estar juntos.

    Pero no el único. Su madre, Doña Mercedes, empeñada en que el ducado tenga descendencia, trata de que su hijo contraiga matrimonio con la noble Amelia Castro. Para ello, cuenta con la ayuda de Enrique de Arcona, el marqués de Soto. Un hombre que oculta sus verdaderas intenciones y que está dispuesto a lo que sea para lograr su venganza.

    Se trata de la adaptación de La cocinera de Castamar, de Fernando J. Muñez, ambientada en 1720, tras la Guerra de Sucesión, y con una historia con el aroma romántico de las novelas de Jane Austen, pero también la provocación de Las amistades peligrosas.

    ‘La cocinera de Castamar’: una serie de éxito

    A instancia de los directores, Tito López Amado e Iñaki Peñafiel, la protagonista se empapó del tono de Retrato de una dama y La favorita, películas que ha revisitado. “Me preocupaba mostrar la agorafobia que padece y la paraliza; ese miedo interno, cómo se le acelera el corazón, le tiemblan las piernas o le falta el aire. Lo trabajé mucho”.

    Clara y Diego son almas gemelas, con una tara y una vulnerabilidad, que les acerca mucho”, añade Roberto Enríquez. Su personaje vive aislado del mundo y de sus deberes en la Corte desde la muerte de su esposa en un trágico accidente. Pero de entrada lo que le enamora es la cocina de la joven. “Es capaz de elaborar unos platos que anulan lo racional y la voluntad, y solo funcionan las emociones. Desde el primer momento se atraen”.


    Fuente: Leer Artículo Completo