María Pedraza (‘Toy Boy’ 2): «Con ‘Toy Boy’ tuve la oportunidad de pensar qué quería ser»

María Pedraza (‘Toy Boy’ 2): «Con ‘Toy Boy’ tuve la oportunidad de pensar qué quería ser»

  • María Pedraza regresa como protagonista en la temporada 2 de Toy Boy.
  • Triana, su personaje, tocará fondo en los primeros capítulos.
  • Entrevista a Álex González, El Turco en Toy Boy 2.

    Está en el mejor momento de su carrera. María Pedraza es hoy uno de los rostros más conocidos de la televisión gracias a su paso por las exitosas La casa de papel y Élite, y en 2020 añadió un nuevo hit a su currículum, Toy Boy. También mantiene su presencia en el cine, donde debutó en 2017 con Amar, la ópera prima de Esteban Crespo, con dos estrenos previstos para los próximos meses. Aprovechando la presentación de la segunda temporada de Toy Boy en el Festival IberSeries Platino Industria, hablamos con ella para que nos cuente la evolución de su personaje y cómo ha vivido el éxito de la serie, que estrenó ATRESplayer PREMIUM el pasado domingo 26 de septiembre.


    ¿Qué le pasa a Triana en esta segunda temporada?

    Esta temporada ha sido como un lienzo en blanco para Triana, casi hemos podido crearla desde cero. Me parece un personaje que da un cambio radical. Después del accidente del Inferno, y luego en el hospital, toca fondo física y emocionalmente. Se da cuenta del tipo de mujer que quiere ser, del respeto que quiere tenerse a sí misma y de las personas que quiere sacar de su vida –que, desgraciadamente, incluyen a Hugo Beltrán–. Esto va a generar un tira y afloja entre Hugo y Triana mientras ella tiene una lucha interna con sus sentimientos. Al principio vais a ver muchísima fragilidad pero después Triana va a tener mucho poder.

    ¿Cuáles son los principales cambios que se aprecian con respecto a la temporada anterior?

    En la primera temporada había muchísimas tramas. Yo creo que era muy bonito que, aunque los personajes eran de mundos muy diferentes, todos tenían conexión. Pero ahora se verá más la profundidad de los personajes. También creo que va a haber más riesgo y más emoción. Incluso los nuevos personajes están muy definidos.

    ¿Qué han aportado las nuevas incorporaciones?

    Son grandísimos compañeros. Yo he tenido más trama con Federica –con Álex solamente he tenido una secuencia–, pero han sido unos compañeros increíbles. Yo empecé rodando una secuencia muy complicada que se verá en el capítulo 6 pero aún así me lo pasé muy bien rodando con ellos. Creo que ha supuesto aire fresco, son el motor que mueve la trama de los personajes de la primera temporada y les dan mucha caña.

    ¿Cuál ha sido el momento más complejo del rodaje de esta temporada?

    Para mí ha sido la parte del hospital, porque yo soy muy aprensiva pero también porque venía de un proyecto muy emocional, Las niñas de cristal. Al acabar sentía que me había vaciado pero con Triana recuperé la emoción; fue difícil pero también muy satisfactorio. Ha sido muy emocionante y muy bonito.

    ¿Qué opinión tienes de que esta serie muestre a las mujeres en posición de poder y no en la de las strippers o prostitutas, como suele ser más común?

    Este es un tema que va evolucionando, es una cuestión de igualdad. Esta serie también habla de eso, de equilibrar el estereotipo de lo masculino y lo femenino y de recuperar el poder de lo femenino.

    Sin embargo, Toy Boy tiene muchas escenas íntimas. ¿Cómo te enfrentas a ellas?

    Yo he de reconocer que la primera vez que tuve contacto con esta profesión me resultó muy complicado. También es que era muy jovencita, con 19 años, y era un proyecto con bastantes escenas de este tipo (Amar, 2017). Pero, a día de hoy, depende mucho del equipo con el que estés, del compañero. En la serie es con Jesús, que es el amor de mi personaje, pero tengo una relación muy bonita con él, de hermanos, de amigos. A día de hoy me siento incluso cómoda en este tipo de escenas. Confío mucho en mi compañero y en el equipo, que nos ha cuidado mucho.

    ¿Qué proyectos tienes?

    Con Toy Boy tuve la oportunidad de pensar qué quería ser en mi vida. A veces vas a un ritmo frenético y no sabes ni lo que haces ni si lo quieres hacer realmente. Mi mayor proyecto es conocerme a mí misma, ser mejor persona y, por supuesto, mejor actriz. En lo laboral, tengo por estrenar Las niñas de cristal de Jota Linares, que tengo muchas ganas porque es uno de los grandes proyectos de mi carrera y otra película, Ego, de Alfonso Cortés Cabanillas, sobre una chica con trastorno de personalidad. La verdad es que estoy contenta y muy agradecida.

    Fuente: Leer Artículo Completo