Más poderosa que nunca; ‘Cennet’

Más poderosa que nunca; ‘Cennet’

QUÉ HA PASADO

• Cengiz y Arzu reciben anónimos amenazantes.

• Melisa hace creer a Selim que han tenido relaciones.

Mientras Cennet es llevada a la cárcel y empieza a sufrir humillaciones por parte de varias presas, Kaya cumple su condena y su fiel Halil va a buscarlo. De camino a casa, se prepara para enfrentar a Cavidan.

Arzu se muestra pletórica tras la lectura del testamento de Riza y no duda en enfrentar a Sema. “Recuerda que si me divorciara de Mahir, tendría más poder que él. Ahora soy una Soyer y nadie puede acerme daño”, le advierte.

Selim se impacta al despertar desnudo y abrazado a Melisa. Como no recuerda nada, ella se hace la víctima: “Bebiste demasiado y me forzaste a hacerlo. Arruinaste mi vida”. Atormentado, el chico se hace un corte en la mano.

Melisa se va de casa tras oír a sus padres discutir

Durante el desayuno, Sema y Orhan hacen una oferta a Arzu para comprar sus acciones, pero ella la rechaza. Horas después, llega a la empresa con arrogancia y se dispone a dar un discurso ante la junta directiva. Sin embargo, antes de que pueda llegar a hacerlo Mukaddes irrumpe en la sala y la acusa de ser la culpable de que Cennet esté en prisión.

De vuelta a casa, la anciana recibe la visita de Kaya para saber por qué quería hablar con él. “¿Conoces bien a Cavidan? ¿Amaba a otro hombre? Ella se casó con Mehmet ya embarazada”, pregunta Mukaddes. Así, el exconvicto comprende que Cennet es su hija y al saber que está en prisión se propone ayudarla.

De inmediato, ordena a Halil que lleve a Murat, el gerente de la compañía Soyer, a una bodega. Allí, le tortura y luego lo amenaza con asesinar a su familia si no declara a favor de Cennet. Entre tanto, la joven está a punto de ser apuñalada, pero una reclusa la salva. Ahora que tiene poder en la compañía Soyer, Arzu quiere divorciarse de Mahir. Melisa escucha una fuerte discusión entre sus padres y, decepcionada, abandona la casa y va en busca de Selim.

Pasados unos días, Cennet queda en libertad y Kaya la espera a las puertas de prisión. “Yo fui quien te protegió porque soy tu padre”, revela él. No contento con esto, se pone en contacto con Arzu.

Fuente: Leer Artículo Completo