Peligrosa alianza; ‘Mujer’

Peligrosa alianza; ‘Mujer’

QUÉ HA PASADO

• Bersan engaña a Bahar.

• Ceyda se entera de que Arda no es su hijo.

Justo cuando Bahar y Ceydaacaban de entrar al edificio donde tienen que hacer la nueva entrega, se produce una redada. “Tenemos una paciente y le traemos comida. Íbamos al piso de arriba”, explica con nerviosismo Ceyda a la policía. Por suerte, cuando tocan a una de las puertas, les abre Yalibe, una anciana con alzhéimer que al confundirlas con sus nietas, las deja pasar. Tiempo después, las mujeres pueden irse de allí y se olvidan las cacerolas. “Esos hombres trafican con drogas y nosotras hemos sido sus mulas. Te advertíque no me gustaba este negocio”, reprocha Bahar a Ceyda. Para colmo, cuando llega aTarlabasi ve a Sirin con Arif pues han salido a cenar juntos.

Kismet no deja de dar vueltas a la petición de Arif y decide sincerarse con Emre: “Sí, eres padre”. Furioso, el hombre enfrenta a Ceyda y le advierte que va a buscar a su verdadero hijo. “Y ve preparándote para despedirte de Arda porque se merece algo mejor que tú”, afirma. En ese momento, el niño le tira uno de sus juguetes a la cara y corre a abrazar a la mujer.

Bersan paga por los errores de sus amigas

Raif acusa a Fazilet de no cuidarle como es debido y se enzarzan en una discusión. Ceyda no duda en intervenir: “Ya vale, el luto y los castigos duran un tiempo. Hay mucha gente que no puede andar y sigue viviendo”. Y añade dirigiéndose a Fazilet: “No deja de atormentarse porque su hijo se ha encerrado en casa. Para escribir libros no parece tan lista, ¿ no ve que se ha convertido en su juguete?”.

Bahar logra recuperar las cacerolas que dejaron en casa de Yalibe, pero se da cuenta de que las han puesto en el fuego. Como Cem no recibe su mercancía castiga a Bersan cortándole el pelo a trasquilones. Más tarde, cita también a Bahary Ceyda y las lleva a un solitario bosque. “Pagaréis por vuestros errores y como soy bueno os permitiré hacerlo en cuatro plazos”, las amenaza.

Pasadas unas horas, Bahar llega a casa como si nada hubiera pasado y regala a sus hijos un gato. Kismet, por su parte, recibe las primeras informaciones sobre el vástago de Emre. Cem está a su lado y se miran sonrientes.

Fuente: Leer Artículo Completo