Qué ha pasado en el capítulo 10 de ‘Infiel’

Qué ha pasado en el capítulo 10 de ‘Infiel’

  • Qué ha pasado en ‘Infiel’: Volkan volvió a la ciudad convertido en un arquitecto famosos y casado con Derin tras dos años en Estados Unidos.
  • El resumen de ‘Infiel’

    Asya pasaban la mañana en el club de hípica Turgay y su hijo cuando Volkan apareció con su nueva familia. Mientras Ali montaba a caballo con el doctor, el arquitecto siguió a Asya hasta la zona de las caballerizas. Sin que nadie los viera, comenzó a acosarla, incluso, le impidió salir del lugar. Estaba a punto de besarla cuando Derin hizo acto de presencia con la pequeña Zeynep en brazos y recriminó a su esposo su actitud.

    Este, sin admitir su culpa, como siempre, echó balones fueras y aseguró que fue su ex esposa quien trató de propasarse con él. “Creo que todavía siente algo por mí, no entiende que ya la he olvidado”, comentó antes de que se marcharan del lugar.

    Cuando parecía que su insistencia con Asya tocaba a su fin, Arslan le mandó unas flores blancas de plástico a la mujer junto con una foto de la habitación que está construyendo para Ali. La médico cogió el coche y se plantó en su casa. Al no estar él, le entregó el ramo a Derin. “Dile a tu marido que me deje en paz de una vez”, comentó antes de darse la vuelta e irse.

    Lejos de allí, Nil se reencontró con Selçuck. Este le confesó que no había podido olvidarla durante los meses que estuvo en prisión y le insinuó que estaba trabajando para Volakn. La chica le pidió que no la molestase más y llamó a Asya para advertirle de que el delincuente ya estaba en libertad.

    Asya recibió una amenaza

    Al caer la tarde, Volkan llamó a Derya por teléfono y la citó, tanto a ella como a Hakan en un restaurante esa misma noche. Cuando estaban los tres reunidos, Arslan explicó el motivo de la cena: “Deseaba hablar con usted señor Hakan. Quiero donar una fuerte suma de dinero a su hostpial, pero, a cambio, hará que Aya deje de ser la médico jefe de la clínica y pondrá en su lugar a Derya”. Está se quedó sorprendida con al oferta.

    Entretanto, Asya estaba preparando algo para comer en su casa cuando alguien lanzó una piedra contra una de sus ventanas junto con una nota amenazante. Ali, que estaba muy asustado, llamó a su padre. Este se presentó en su antiguo hogar y su hijo le pidió que se quede a dormir con ellos.


    Fuente: Leer Artículo Completo