Renace la pasión; ‘Amar es para siempre’

Renace la pasión; ‘Amar es para siempre’

QUÉ HA PASADO

• Manolita confiesa a su marido que mató a Juan.

• Isabel deja a Justo y vuelve con Fernando.

• Pelayo se convierte en ‘el rey de los marcianitos’.

La culpa supera a Manolita y llama a escondidas al inspector Figueras para confesar la verdad. Cuando va a hacerlo, Marcelino entra en casa y la interrumpe. “Mi mujer es muy buena y quería comentarle los problemas de Maica para enterrar a su marido. ¿Puede acelerar los trámites?”, trata de disimular.

Esa tarde, Guillermo y Abel se topan en la plaza y el primero comenta la intención de Estefanía de abandonar Madrid: “Está superada. Piensa traspasar el King’s y empezar de cero lejos de aquí”. Aunque el médico se muestra impasible, por dentro no puede soportar la idea de perderla de vista. En la consulta, su hermana se da cuenta de su nerviosismo y le da un consejo: “Deja de luchar contra tus sentimientos. Es ridículo”.

Los problemas han unido incluso más a Maica y a Gorka y la química entre ellos acaba imponiéndose. Tras una conversación sobre qué hubiera sido de ellos si no se hubieran separado en la playa de Bilbao, la pareja se besa. Sin embargo, el arrepentimiento puede con ellos, como le contará más tarde la panadera a Pelayo: “Fue un error. No debimos dejarnos llevar”.

Socorro no solo se preocupa por Abel, también está dispuesta a que Benigna recupere la alegría que le caracteriza y se alía con Sebas para encontrarle un amor. “¡Estáis locos! Anda, anda, ya me valgo yo solita para esto”, afirma ella cuando se lo cuentan.

Pasada una semana, Maica logra iniciar los trámites para enterrar a Juan, mientras los Gómez reciben una importante revelación sobre el fallecimiento de este. “Los resultados de la autopsia no han sido los que yo esperaba . El diplomático no murió de un golpe en la cabeza. Fue asfixiado”, les adelanta Figueras.

La sorpresa del matrimonio es doble porque aunque esta revelación exculpe a Manolita, les inquieta saber quién fue la persona que terminó con él. Justo en ese momento, llega Anabel y se derrumba. “Fui yo. No podía perdonarle el daño que os hizo. Tengo que desaparecer”, asegura.

Para evitar que se aleje, Abel hace una inesperada propuesta a Estefanía: “Volvamos a trabajar para el Cesid. Formábamos un buen equipo y podemos hacer mucho bien”. La gerente desconoce que también ha hablado con los responsables para que laconvenzan de quedarse

En el bufete, Cristina y Quintero ultiman con Aréstegui el artículo de Avance Semanal, que les hará salir de la crisis y recuperar clientes. “Guillermo debe estar presente. Gracias a él hemos ganado los casos más complicados”, se queja Cristina. A su lado, el periodista opina que no es buena idea: “Su fama le precede y es conveniente mantenerlo al margen”.

Al menos, cuando se lo comentan, el abogado lo entiende y les apoya a para que sigan adelante sin él. Además, una llamada cambia el rumbo de la conversación: es Lourdes, que quiere ponerse urgentemente en contacto con Galán…

Fabián nota la tensión que hay entre Gorka y Maica y los convence de que retomen la búsqueda de su hijo y se dejen de tiranteces. “Parezco yo el adulto”, les regaña.

Cuando los deja solos, ambos tratan de justificar el beso de la otra tarde, pero vuelven a caer en la tentación, dan un paso más y terminan haciendo el amor.

Sintiéndose responsables de lo sucedido con Anabel, los Gómez la ayudan a desaparecer y acuerdan mantener el secreto, pase lo que pase. “No podemos permitir que vuelva a la cárcel por nosotros. ¡Qué horror!”, dice Manolita realmente angustiada.

A la vez que plantea la posibilidad de que Virginia pase a ser la gerente del King’s cuando ella se marche, Estefanía se da cuenta de que tampoco ha olvidado a Abel y medita la propuesta que le ha hecho.

Fuente: Leer Artículo Completo