‘Servir y proteger’, qué ha pasado en los capítulos 1265 a 1269: Adiós a Distrito Sur

‘Servir y proteger’, qué ha pasado en los capítulos 1265 a 1269: Adiós a Distrito Sur

  • Nuevas incorporaciones en ‘Servir y proteger’, serie de RTVE
  • Las mejores series de policías recientes para ver
  • TVE y Telecinco anuncian cancelaciones de programas

        En Servir y Proteger, esta semana Iris se mudó con Lidia y tuvo su primera cita con Alberto, que colocó un micro en el piso para espiarla. Al día siguiente, se llevó a cabo el operativo para capturar al Fantasma y todo salió mal cuando Alberto se presentó allí, “casualmente”. Al fin, se descubrió que estaba espiando a Iris. Mientras tanto, Carlos e Inés comenzaron a sospechar de Marián, la novia de Domingo, el hombre asesinado, como culpable de homicidio.

        Tras apretarle las tuercas, la mujer confesó el delito y Soledad quedó libre de toda culpa. Con este giro de los acontecimientos, Sheila decidió irse a vivir con su madre fuera de Madrid, y se despidió emocionada de Espe. A su vez, Matías acabó cansándose de las intromisiones de Antonio y discutió con él.

        Bremón, preocupado por las amenazas que ha recibido Marcos

        Por otro lado, Néstor descubrió que Gael había pedido dinero a un peligroso prestamista.Al mismo tiempo, Lidia decidió contratar a Julia para que representase a Hanna. Es más, la policía, para ayudar a su novia en el juicio, siguió la pista que le había dado Falcón y que podría demostrar su inocencia. Además, Isa había tenido un percance en el metro y Bremón se preocupó.

        En prisión, Vega recibió una paliza por parte de unas presas que descubrieron que era policía y Hanna fue testigo del tráfico de drogas que se promueve entre rejas. ¿Podrá traerle esto problemas a la ucraniana? Entretanto, los policías confirmaron que el hombre del operativo era el Fantasma y encargaron al psicólogo Fabián Soto realizar un nuevo perfil del delincuente.

        Cerca de allí, Isa discutió con su padre por haber maniobrado a sus espaldas para conseguirle un puesto de trabajo en oficinas. Este no es el único problema al que Bremón debía de hacer frente. Resulta que una peligrosa pandilla había dado una paliza a un vigilante del after de Marcos. El excomisario se preocupó por las amenazas que el joven había empezado a sufrir por parte de Los Escorpiones.

        Al día siguiente, el matrimonio formado por Noemí e Isidro Galván llegó al barrio con su negocio de compraventa y algún asunto turbio entre manos, como vimos en el capítulo de ayer de Servir y proteger. Paralelamente, Antonio recibió el alta y se incorporó a su puesto, pero Matías seguiría en el centro de salud.



        Fuente: Leer Artículo Completo