Sobrevivir a un naufragio; ‘Fugitiva’

Sobrevivir a un naufragio; ‘Fugitiva’

QUÉ HA PASADO

• Cemil rescata a su hija de las garras de su esposo.

• Friket golpea a Vedat por maltratar a su mujer.

• Murat cree que dispararon a su mellizo por su culpa.

La señora Saniye está destrozada tras saber que su hijo se debate entre la vida y la muerte. Desesperada, culpa de su dolor a su nuera. “Si tú no hubieras llegado a esta ciudad, nada de esto habría pasado. Nos trajiste la desgracia”, le espeta. Nefes se siente muy mal al escuchar semejantes palabras y decide abandonar la casa de los Kaleli para poner algo de distancia. Sin pensarlo, se dirige a la granja del señor Ösman. El anciano la recibe a ella y a su niño de buen grado: “Podéis quedaros todo el tiempo que queráis”. El pequeño Yigit, que no comprende la situación, le pregunta a su madre si su nueva familia ya no los quiere. Ella, llorosa, no sabe qué responderle.

Friket revela a Sayar un gran secreto

Pasan los días y Mustafá no se aleja de la cama del hospital donde su hermano se halla inconsciente. El hombre apenas puede consolarse a sí mismo, pero hace un gran esfuerzo e intenta reconfortar a Berrak. “Es un tipo fuerte, ya verás como todo está bien. Seguro que pronto estará con nosotros”, le dice con cariño. La muchacha le agradece su intento de animarla, pero no surte efecto ya que se culpabiliza por no haber dicho al herido lo mucho que lo quiere. Eso sí, no está dispuesta a ocultar sus sentimientos por más tiempo: “Necesito decirle lo importante que es para mí”. La conversación es interrumpida por un doctor que trae grandes noticias: “Debo decirles que Fatihha despertado”. Ambos acompañan al médico hasta la habitación del paciente, que los observa con ojos emocionados. “Pensé que no volvería a veros…”, susurra.

Cerca de allí, Vedat se presenta en la finca de Friket y aclara la discusión que tuvieron el día anterior. “No quiero que nos enfrentemos. Somos amigos desde hace bastante tiempo”, comenta el empresario. Su cómplice contesta tajante: “Detesto que uses tu fuerza para imponerte ante las mujeres y los niños con violencia”. Además, aprovecha el momento de intimidad y le confiesa una historia desconocida para él: “Que tú y yo nos encontráramos en este mundo no es casualidad. Yo conocí a tu padre antes de que lo mataras, me separé de él porque me decepcionó. Te busqué para guiarte y aquí estamos ahora. Siempre te vigilé”. El malvado Sayar se queda impresionado por el secreto sin saber cómo reaccionar y abandona el lugar al instante.

Cae la noche y Tahir va a la vivienda que ocupa su esposa para pedirle que regrese a su lado, pero ella no acepta. Desesperado por su negativa, se marcha al puerto, coge uno de sus barcos y se lanza a navegar. Cuando está en mitad del mar es sorprendido por una terrible tormenta que azota el navío sin piedad. Los rayos y los truenos se suceden y el miedo se apodera de él. Al amanecer, despierta varado en una orilla, se da cuenta que no logrará regresar a tierra firme y que lo único que puede hacer es esperar a ser rescatado. El frío empieza penetrar en sus huesos e intenta encender una hoguera, pero las cerillas que tenía guardadas en su abrigo están empapadas y es imposible. Cuando está a punto de perder la esperanza, ve un bote acercarse.

En él va Nefes, que tras enterarse de su desaparición salió a buscarlo. La pareja se funde en un precioso abrazo y, juntos, inician el camino de vuelta a su hogar.

Lejos de allí, Nazar habla con un abogado para iniciar los trámites de su divorcio, ya que no quiere seguir casada con un hombre que ha estado a punto de matarla a golpes. A la primera persona que le comunica su decisión es a Murat, que se muestra ilusionado porque su amada vaya a ser libre. Mientras, Cemil vuelve a sus negocios de contrabando. El hombre necesita ganar diner para convertirse en alguien poderoso y defenderse de los posibles ataques de Vedat.

Fuente: Leer Artículo Completo