Tan cerca, tan lejos; ‘Mujer’

Tan cerca, tan lejos; ‘Mujer’

QUÉ HA PASADO

• Arif se aleja de su amada.

• Piril envía las fotos de Sarp y Sirin al móvil de Bahar.

Emre visita a Hatice para saber si es el padre del hijo de Ceyda. “No me corresponde a mí hablar de ese tema”, responde ella. Como el hombre comienza a perder las formas, Enver decide intervenir: “Es mejor que se marche. No voy a permitir que nadie hable mal de ella en mi casa”. A la salida se encuentra con Sirin, que aprovecha la situación para sus intereses. “Perdona, pero tengo unos principios. No puedo seguir viéndote”, dice fingiendo pena.

La fiesta de cumpleaños de Ali y Omer termina y mientras Bahar pone los abrigos a los niños, Sarp enfrenta a Piril: “Que sepas que te odiaré hasta mi último aliento por haber enviado esas fotos. Nunca te he querido”.

Piril se arrepiente de su venganza

Ya en casa y justo cuando Sarp se prepara para hablar con Bahar, esta comenta que ha perdido su móvil. Cesmeli llama a Piril para preguntarle. “Lo siento. Aquí no hay nada”, miente ella pues en ese instante lo tiene en sus manos. Sin embargo, unas horas más tarde se comunica con ellos para informarles que lo ha encontrado una de las sirvientas.

Emre golpea con insistencia la puerta de Ceyda y ella no tiene más remedio que abrir. “Arda no es hijo tuyo. Ni siquiera sé quién es el padre. No llevé la cuenta”, afirma la mujer ante sus preguntas. Pero el dueño del café está convencido de que miente: “Dime tu plan. ¿Qué te propones”. Muy ofendida, Ceyda lo echa.

Para saldar la deuda que tiene con Sarp, Enver decide usar el dinero de Sirin. Lo primero que hace este es comprar un lavavajillas al matrimonio Sarikadi y Bahar le acompaña. A mitad de camino, ella se para y abre su corazón: “Estoy cansada de poner malas caras y tratarte mal. Te prometo que a veces intento ponerme en tu lugar, pero yo habría buscado la manera de volver”. Y añade: “Nisan y Doruk deben estar por encima de todo. Por eso, estás perdonado como padre, pero no como mi marido”. Ambos se abrazan sin poder contener las lágrimas.

Pasados unos días, Bahar regresa con sus hijos a Tarlabasi. Sarp da una gran sorpresa a todos al anunciar que a partir de ese momento vivirá allí también, pero en el piso superior del edificio.

Fuente: Leer Artículo Completo