Una boda muy esperada; ‘Acacias 38’

Una boda muy esperada; ‘Acacias 38’

QUÉ HA PASADO

• Natalia se acerca a Felipe y terminan besándose.

• Servando confiesa a Fabiana que la quiere.

• Cinta y Emilio apoyan a Bellita con su nuevo disco.

Después de reconocer que se ha enamorado de ella, Servando hace a Fabiana una propuesta de matrimonio. La posadera acepta al instante llena de ilusión. Las primeras en saber la noticia son sus compañeras del altillo, quienes le regalan un vestido de novia nuevo. “Siempre has sido muy buena con nosotras, ahora es nuestro turno”, comentan las mujeres.

Días más tarde, llega el momento de la esperada ceremonia, que se convierte en un gran un acontecimiento en el barrio. Todos los vecinos están invitados, señores y criados.

La pareja se da el “sí, quiero” rodeada de sus seres queridos y celebra su amor por todo lo alto con un estupendo convite en el restaurante Siglo XX. Los recién casados dan las gracias a sus amigos por asistir al enlace: “Es emocionante que nos acompañéis en un momento tan especial, sois muy importantes para nosotros”.

Por otro lado, Bellita, con ayuda de Cinta y Emilio, presiona a su sobrino para que se despose con su criada y se haga cargo del niño que viene en camino.

El muchacho se marcha corriendo de la estancia y la artista se desespera pensando que ha vuelto a huir de sus responsabilidades. José está a punto de ir a buscarlo cuando el chico aparece por la puerta con un precioso anillo.

Delante de su familia, pide a Alodia que acepte ser su esposa y, además, le promete que juntos criarán a ese bebé que está esperando. La empleada se emociona y accede.

Lejos de allí, Genoveva decide contarle a Felipe que Marcos abusó de Natalia cuando ambos vivían en México. El abogado pregunta directamente a Quesada si lo que le ha contado su exmujer es cierto.

“Sí, me forzó a estar con él. Yo solo era una chiquilla y estaba muerta de miedo”, narra entre sollozos la criolla. Álvarez- Hermoso no puede contener la ira que empieza a inundarlo y se enfrenta a Bacigalupe en plena calle. Al día siguiente, el licenciado es arrestado por unos agentes de policía. Algo ha sucedido en el vecindario y lo acusan a él.

Pasa una semana y es el momento de las despedidas. Tras su corta estancia, Cinta y Emilio se marchan del país, pero no regresan a Argentina, primero quieren hacer una parada en París para visitar a Camino, que vive feliz en libertad.

Cinco años después del atentado, todos los vecinos del barrio participan en una misa conmemorativa en honor de las víctimas. Los supervivientes recuerdan a los que ya no están y siguen teniendo muy presentes en sus vidas. Han sido tiempos duros de pérdidas, aunque también de llegadas. Una nueva pareja recorre la concurrida calle de Acacias: se trata de David y Valeria, un joven matrimonio en apariencia perfecto, pero que oculta…

Fuente: Leer Artículo Completo