Una espía sin miedo; ‘Amar es para siempre’

Una espía sin miedo; ‘Amar es para siempre’

QUÉ HA PASADO

• Regresa al barrio doña Visi, una exvecina muy cotilla.

• Manolín se va de casa.

• Benigna acaba con el chantaje del Chaira.

María se presenta en El Asturiano y culpa a Manolita de la muerte de su hijo. “¡Qué equivocada está!”, se defiende esta como puede. Los gritos hacen salir a Marce de la cocina. “¿Qué insinúa? Váyase de aquí inmediatamente”, exige a la esposa de Beltrán, que se va prometiendo vengarse. “Van a sufrir todavía más de lo que lo han hecho. Se lo merecen”, afirma.

La conversación que escuchó entre Visi y Pelayo en la que ella hablaba de un “acercamiento” de Gorka a los adolescentes que están montando la obra de teatro, sirve a Juan para poner el tema en manos del obispado y que acusen al cura de comportamiento inadecuado.

“Me han llamado esta mañana, al parecer quieren trasladarme a otra parroquia”, cuenta sorprendido a Maica. Sin embargo, ambos creen que es debido al asunto de Simón, el bebé robado.

Mientas, Cristina sigue aturdida por el cambio de vida de su madre. “Dice que se ha enamorado locamente”, comenta en el despacho, sin saber que esa ‘ilusión’ está sentadaen la mesa de enfrente…

Quintero e Isabel han quedado en secreto y se hacen llamar Lennon y a Streisand para no ser descubiertos.

Tras presenciar la manipulación a la que Beltrán somete a María contra los Gómez, Abel decide ponerse de parte de sus vecinos y promete ayudarlos a desenmascarar al coronel. También el doctor está preocupado porque no encuentra los viales de morfina que le reclaman de Sanidad. “¿Los has cogido tú?”, interroga a Manolín, sorprendido.

Quien está más fuerte que nunca es Estefanía. La muerte de Miguel le ha hecho ponerse al frente de la misión del Cesid contra los militares sublevados y les deja celebrar una reunión en su despacho con el objetivo de descubrir las personas que acuden

La gerente coloca una pequeña cámara de fotos en una barra y, mientras les sirve un whisky, capta las imágenes de todos brindando y celebrando sus ideas.

Días después, le muestra el resultado a Abel, que les pone cara a todos: “Son quince años en el ejército: un militar de la vieja escuela, un experto en explosivos, un empresario y Juan Zúñiga, el marido de Maica, ¿qué hace aquí?”. Estefanía imagina la respuesta: “Seguramente les haya dado cobertura económica desde París”.

En su estrategia para controlar a María, Beltrán sugiere a su cuñado que le recete algo para que esté tranquila y se le quite la idea de regresar a Londres, algo con lo que el doctor no está de acuerdo: “Debe pasar el duelo donde y con quien quiera. No puedes someterla”.

Al parecer, las pruebas de Estefanía son insuficientes y el Cesid paraliza la investigacióncontra la cúpula militar. “Consideramos que no tienen logística suficiente para dar un golpe de estado”, alegan. Aunque se trata de una mala noticia, esto une más a Estefanía y Abel, que la visita esa noche y acaban acostándose.

Por doña Visi, los rumores sobre Gorka se propagan rápidamente por el barrio, así como la crisis de Manolín y Emma. Él sigue hecho polvo, mientras ella está encantada. “Voy a retomar mis estudios y me apetece salir, conocer gente…”, revela a su tía Socorro, que trata de que no se precipite. No obstante, una llamada inesperada cambia el curso de la conversación: Manolín ha sufrido un accidente de coche y pide a Emma que lo recoja y, sobre todo, que lo cubra delante de su padre.

Por su parte, Virginia está preocupada por su jefa y va a buscarla: “Te has quedado dormida y no has abierto el obrador. ¿Estás bien?”. Finalmente, Maica se derrumba y le confiesa que está preocupadapor Gorka, ya que les une mucho más que una amistad: “Me da tanto miedo perderlo otra vez”

Arrepentida por su comportamiento, María habla con Manolita. “Le juro que no regresaré a Londres hasta saber si mi marido tuvo algo que ver con el fallecimiento de Marisol y Carlos”, asegura a la cocinera, que se pone a llorar agradecida, pues sabe que es la mejor vía para derrotar a Martín-Cuesta.

Fuente: Leer Artículo Completo