“Vamos a vivir en la mansión”; ‘Omer, sueños robados’

“Vamos a vivir en la mansión”; ‘Omer, sueños robados’

QUÉ HA PASADO

• Hülya y Bahadir están a punto de ser descubiertos.

• Durmus, dispuesto a casar a su hija muy pronto.

• Ömer se escapa, pero Levent logra encontrarlo.

Tras recuperarse de su gripe,Meryem está decidida a evitar a toda costa que su padre obligue de nuevo a robar a Ömer. Así pues, acepta la propuesta de Uvliye de trabajar en su casa como empleada. “Es usted una buena mujer y le prometo que no fallaré en mis obligaciones, seré muy disciplinada”, comenta alegremente a la dulce señora.

A la mañana siguiente, la joven empieza con sus labores en la cocina, poniendo algo de orden entre las estanterías. En ese instante se presenta Ömer. La chica explica a su hermano pequeño que no volverán a su antigua casa: “A partir de ahora vamos a vivir en la mansión.

Bueno, yo no dormiré aquí, pero estaré todo el día a tu lado hasta que termine mi jornada laboral”. El niño no puede estar más contento y ambos se funden en un tierno y largo abrazo. Después, ella se marcha a limpiar en el despacho de Levent cuando este aparece y le ordena que nunca vuelva a entrar en la estancia sin su consentimiento: “Que mi madre te haya aceptado no quiere decir que yo crea que eres una persona bondadosa. No me fío de ti”.

Al igual que su amiga, Ayse también ha encontrado un empleo. En su caso, es en la empresa de los Metehanoglu. Tras ser seleccionada entre varias candidatas, se reúne con Hülya. La mujer le aclara las cosas nada más llegar. “Tienes un excelente currículum, pero lo que más valoro es la obediencia de mis empleados. Si no me eres fiel, te despido”, explica a la recién incorporada.

Ella, algo incómoda, solo acierta a asentir con la cabeza. Cemil visita a Levent y le pone al tanto de las irregularidades que están produciéndose en la compañía. Sin acusar a Bahadir y su esposa de actuar de mala fe, aconseja a su amigo que tenga cuidado con ellos, pues desde que dirigen el negocio familiar, no hace más que reportar pérdidas. “Deberías regresar a tu puesto cuanto antes”, sugiere.

Fuente: Leer Artículo Completo