Virna Flores regresa con ‘Los otros libertadores‘: “Quiero trabajar en España”

Virna Flores regresa con ‘Los otros libertadores‘: “Quiero trabajar en España”

  • La actriz regresa a las pantallas con una nueva telenovela histórica que espera que relance su carrera.
  • Virna guarda un grato recuerdo de España y lanza un mensaje a los lectores de Telenovela.

    Virna Flores ha vuelto a la actuación después de siete años para realizar una participación especial en la serie histórica Los otros libertadores, sobre la independencia de Perú, donde se ha grabado, y en la que también está su marido, Ismael La Rosa. Ambos tienen una productora propia y una academia de actuación online, a través de la cual preparan a los jóvenes para los exámenes de admisión a la universidad.

    Cuéntanos cómo has vivido el regreso a la actuación.

    Me ha emocionado reencontrarme con antiguos compañeros, y no solo de aquí, también de Miami y Colombia. Ha sido como volver a ver a mi familia. En mis 23 años de profesión, no ha habido ni una sola vez que no haya sentido nervios. Eso es muy bonito porque te das cuenta de que siempre hay algo que aprender, que descubrir, y eso es lo que me motiva.

    ¿Crees que Los otros libertadores te relanzará?

    Eso espero. Te diré más, quiero irme a España. Allí se llevan a cabo proyectos increíbles. El nivel que tienen, los guiones, la dirección, la actuación… Me encanta.

    ¿Estás realizando alguna gestión para conseguirlo?

    Ya se lo he comentado a mi representante. Para mí sería más fácil trabajar allí porque pertenezco a la Unión Europea. Aunque nací en Perú, toda mi familia materna es italiana. Emigraron a este país cuando mi madre tenía 12 años y ya no regresaron.

    ¿Por qué te hiciste actriz?

    Por casualidad. Cuando tenía 19 años, el jefe de casting de una productora me llamó para que me presentara para la novela La rica Vicky. Me sorprendí porque no lo conocía de nada, y ni siquiera estudiaba actuación. Además, no lo veía como una forma de vida, pero me atraía.

    ¿Qué sucedió?

    En la entrevista me enteré de que me habían visto en una fiesta. Hice la prueba y, ese mismo día, me pidieron que regresara por la tarde. Llegué y me dijeron “serás la protagonista”. ¡No podía creerlo! Ese día, 5 de noviembre de 1997, cambió mi vida.

    Y la de Ismael…

    Sí, también debutaba como actor. La novela fue un éxito y el público nos respaldó aunque no teníamos experiencia.

    Lleváis desde entonces juntos.¿Cómo se consigue una matrimonio tan estable?

    Creo que porque nos conocimos muy jóvenes. Entramos a este mundo juntos, ninguno le llevaba ventaja al otro y desde el principio apostamos por ser un equipo. Cualquier triunfo suyo lo siento mío, y a él le pasa lo mismo con los míos.

    ¿Todo es de color de rosa?

    Nunca, la vida es multicolor, y hay momentos malos en los que no quieres ni ver niescuchar a la otra persona. En esos casos, te das una vuelta por ahí para que cuando llegues a casa él ya esté durmiendo (risas). He aprendido a no decir nada en caliente. Escribo lo que siento, me voy a tomar un café y al regresar releo lo escrito. Casi siempre modifico cosas porque he exagerado. Eso ayuda un montón.

    ¿Lo amas como al principio?

    Nos queremos de una forma totalmente diferente, pero Ismael sigue siendo un gran ser humano y un padre extraordinario. Es cariñoso, inteligente, detallista, hábil y creativo.

    ¿Ningún defecto?

    Montones, como yo, pero no te los voy a decir (risas). Se habla solo de las cosas lindas.

    Tus hijos, ¿se parecen al padre o a la madre?

    Varek tiene 10 años e Ishana, 8. Él tiene más cosas de Ismael, es observador, muy cariñoso y excelente compañero. Y le encanta cocinar, como a su padre. Yo, en cambio, soy una negada. Solo cocino si no hay más remedio o tengo un antojo de dimensiones estratosféricas. De eso se encarga Ismael, yo la organización, la limpieza, la administración. Así nos hemos dividido.

    ¿Y qué destacarías de Ishana?

    Me supera con creces. Es graciosa, elocuente, siempre tiene la respuesta precisa. Le encantan las manualidades, hace la ropa de sus muñecas.


    ¿Os planteáis tener más?

    No, el último fue Potter, un perrito al que adoro. Ya has pasado de los cuarenta.

    ¿Cómo se lleva?

    He cumplido 44 años y me siento súper bien. No me cuido, aunque sé que debo hacer más ejercicio. Por suerte, tengo una genética privilegiada y espero que me acompañe siempre. Lo único que hago es comer sano. No me privo de nada, pero sigo una alimentación equilibrada.

    ¿Qué ha sucedido con la Virna distante de hace unos años?

    No creo haber cambiado tanto, pero los años te enseñan que estamos en constanteevolución a través de las experiencias. Quizá ahora tengo otra actitud porque deseo disfrutar de lo que hago.

    Envía un mensaje a los lectores de Telenovela.

    Tengo un recuerdo muy lindo de España de cuando viajamos en 2007. Nos quedamos un mes y medio. La gente es muy agradable. Un día, estábamos sentados Ismael y yo con unos amigos en una plaza y un señor empieza a darse la vuelta diciéndome “¡tú, tú, tú!, ¿por qué eres tan mala?”. Me lo decía por la novela Acorralada. Me encanta eso de salir de tapas, el jamón, el aceite de oliva. ¡Dios mío! Comí increíble

    Fuente: Leer Artículo Completo