Qué ha pasado en el capítulo 45 de ‘Infiel’: En peligro de muerte

Qué ha pasado en el capítulo 45 de ‘Infiel’: En peligro de muerte

  • ‘Infiel’: dónde ver los capítulos de la serie turca
  • ‘Infiel’: cuántos capítulos quedan para el final en Antena 3
  • Las 40 mejores telenovelas de la historia de la televisión

        Llegó el día en el que Derin y Volkan volvieron a verse las caras ante el juez para finiquitar su proceso de divorcio en Infiel.Cuando este se encontraba a punto de otorgar la separación a ambos, la joven aseguró que deseaba seguir adelante con su matrimonio: “Lo cierto es que yo quiero a Volkan y no deseo divorciarme de él”. Fuera de la sala, en el capítulo 45 de Infiel, Derin le explicó a sus padres que si no aceptó el acuerdo de separación es porque no está dispuesta a entregar la custodia de Zeynep a su aún marido.

        Por otro lado, Nil estaba muy agradecida con Selçuk. Sin su apoyo no habría sido capaz de ir a la policía y confesar que fue ella quien atacó a Leyla. Desde que salió de prisión, la joven está más cerca de él que nunca y este se mostraba encantado. Poco a poco, fueron retomando su relación.

        Aras encontró pistas sobre el incendio que mató a sus padres

        Cerca de allí, Asya siguió adelante con sus planes de boda con Aras, a pesar de la inconformidad de Ali con respecto al futuro enlace. Aras, además, continuó investigando el incendio en el que murieron sus padres y se confirmó que fue Haluk la persona que le salvó la vida. Kadir, que también estaba realizando sus pesquisas, le comentó que él no fue la única persona que se salvó de las llamas:“Hay otro superviviente y creo que sé quien puede ser”.

        Pasó la semana y llegó Año Nuevo. La familia Güçlü se reunió para festejar una fecha tan especial y lo mismo hizo Asya con sus seres queridos. La doctora disfrutó de una agradable velada junto a Aras, Nil, Selçuk, Kadir, Derya, Melih y Bahar. El único que estaba solo en una noche tan señalada fue Volkan. El hombre, que instaló cámaras en casa de su exesposa, observó, con lágrimas en los ojos, como sus allegados disfrutaban de una feliz noche sin su presencia. Ahora era consciente de todo lo que había perdido.

        Horas más tarde, Asya y Volkan reciberon una llama desde el hospital. Ali se marchó a una fiesta junto con Demir y e Ipek, la prima de Selen. Había tenido un grave accidente de coche y estaba siendo trasladado de urgencia al hospital. Los doctores le llevaron directos a quirófano sin saber su sobreviviría o moriría.


        Fuente: Leer Artículo Completo