Qué ha pasado en los capítulos del 13 al 16 de ‘El Sultán’: De Victoria a Sadika

Qué ha pasado en los capítulos del 13 al 16 de ‘El Sultán’: De Victoria a Sadika

  • Las 30 mejores series turcas de la historia de la televisión
  • 15 telenovelas que han paralizado España en la historia
  • Las 13 telenovelas que más triunfan en su reposición

        Desde que Victoria “salvó” a los hijos del Sultán de morir quemados en el incendio que ella misma provocó, se convirtió en una esclava muy importante para Solimán, quien le cambió el nombre por Sadika, en El Sultán. Cautivado, además, por su belleza, el hombre quiso pasar una noche con la joven. Ella, siguiendo las órdenes de su monarca, accedió a estar con él, aunque sus intenciones no son nada buenas. Sadika trató de asesinar al Sultán cuando está con él en sus aposentos, pero algo inesperado ocurre mientras ella intenta clavarle una daga, como vimos en el capítulos del jueves de El Sultán.

        Por su parte, Hürrem era consciente de que su amado había puesto los ojos en la muchacha y no pensaba permitir que le arrebatase su amor. Al día siguiente y sin ser vista, entró en la alcoba del Sultán, buscando alguna pista que la confirmase si allí pasó la noche otra mujer que no fuera ella. Para su desgracia, observó el pañuelo de Sadika tendido en el suelo.

        Como las desgracias nunca vienen solas, Hürrem descubrió que el gobernador Akkirman había regalado a la familia real dos nuevas esclavas rusas. Una de ellas estaría al servicio de Ayşe Hafsa, la madre sultana, mientras que la otra, entraría a formar parte del harén de Solimán. Hürrem enloqueció al saber que tendría más competencia todavía para luchar por el corazón y el favor del Sultán.

        Leo regresó a la vida de Hürrem

        Por su parte, Mahidevran no dejaba de sentir cierto malestar y Gülşah le comentó que podría estar embarazada. Como no estaban muy seguras, la sirvienta le aconsejó a su señora ser prudente para no dar falsas esperanzas a su esposo. Sin embargo, Mahidevran no siguió la sugerencia y se encargó de difundir entre sus allegados que, posiblemente, le daría un nuevo heredero a Solimán.Mientras, Hürrem tuvo un gran susto cuando el pequeño Mehmet cayó en una de las piscinas del lujoso palacio.

        Además, alguien del pasado de Hürrem estaba muy próximo a ella. Se trata, nada más y nada menos que de…¡Leo! El muchacho con el que iba a casarse cuando su aldea fue arrasada. El joven, que se ha convertido en un buen pintor, llegó al palacio de Hatice para cumplir órdenes del Sultán


        Fuente: Leer Artículo Completo